suelta el control

Suelta el control y serás más feliz

Suelta el control y serás más feliz

El pensamiento nos crea malas pasadas y, sobre todo, la obsesión por controlarlo todo. ¿Eres ordenado de más? Suelta el control, tu salud te lo agradecerá. 

Suelta el control para evitar el colapso

Hay gente que hace que acabes hasta las narices, sí. Y también sabemos que la vida cotidiana tiene momentos complicados; negarlo es poco maduro.

Ahora bien, pregúntate cuánto haces tú para complicarte la vida. “No, es que este trabajo tiene que estar dos días antes”, “Quiero comprar el pantalón ahora, no mañana”, “Me jode que los empleados no entiendan mis instrucciones”. Seguro que dedicas gran parte de tu tiempo a cabrearte. 

Como principio general, cuanto menos tiempo ocupen los pensamientos de control, mejor. La mayoría de las personas que tienen este problema suelen pasarlo mal y acaban teniendo problemas de salud. Ansiedad, cardiopatías, hipertensión, depresión, disfunción eréctil… ¿De verdad que te vale la pena pasarlo tan mal por tu actitud de control? La vida es corta y no vale la pena que, por querer tener todo bajo control, sufras. Suficiente presión  te ponen los de fuera, no te la pongas tú mismo. Además, tienes manera de cambiar estos hábitos negativos. 

Covadonga Pérez-Lozana  @CovadongaPL ·22 de maio

Suelta el control ! Lo que realmente es para ti encontrará una forma mágica de manifestarse en tu vida

confía

Primero, echa el freno de mano y cuenta hasta diez. Y da un paseo para relajarte para que, después, pongas la mente en blanco y puedas fluir. Lo normal, cuando piensas tanto, es que necesites soltar la energía acumulada que se estanca. ¿Listo? Pues ahora lee e interioriza: 

Mírate al espejo  (y no te mientas)

No busques culpables externos y pregúntate, sinceramente, por qué tienes esta necesidad de tenerlo todo bajo control. A poco que te relajes y pienses, verás que esta actitud no está siempre justificada. Y es así donde empezarás a separar el grano de la paja. Eso sí, no te hagas trampas al solitario porque te haces daño a ti mismo. Acepta la situación y trátate con dulzura.

Simplificar ayuda mucho

Simplifica y piensa menos, sobre todo si ya tienes los temas por la mano. Como decía Antonio Machado, “Caminante no hay camino, se hace camino al andar”. Igual lo que piensas que tiene que ser cuadriculado es mucho más fácil y estás perdiendo el tiempo y la fuerza innecesariamente. Vas a sentir menos estrés y, lo que es más importante, soltarás pensamientos y actitudes poco útiles. 

Aprende a delegar (cuando puedas)

Vale, has sido valiente y has superado peores situaciones, pero no eres Superman. Y si quieres controlarlo todo, eres tú el que vas a petar, no los demás. Delega en otras personas aquellas cosas que no sean tan importantes y dales un margen de confianza; solo si te fallan toma medidas, pero no te anticipes. 

A modo de conclusión

La frase “suelta el control” es una invitación a que seas feliz y te autoimpongas menos presión. En definitiva, te liberarás de cadenas que no tienen razón de ser. ¿Te hemos ayudado? En Targgie nos encanta ayudar a los demás a que saquen lo mejor de sí, así que te animamos a que visites nuestra página web y el perfil de Instagram.

Fuente de la imagen Unsplash

Sin comentarios

Dejar un comentario