siempre adelante

Avanza y ve siempre adelante, aunque sea poco a poco

Confucio decía que no importa la lentitud con la que avances siempre y cuando no te detengas. ¿Sientes que a veces avanzas y que luego vuelves atrás como si estuvieses jugando al Juego de la Oca? No te preocupes, que esto nos ha pasado a todos alguna vez. Aquí te damos unos consejos para conseguir que tus progresos se asienten e ir siempre adelante

Ir siempre adelante es posible, siempre que seas realista

Pisar arenas movedizas es normal en los tiempos que corren, sea en el trabajo, en las amistades o en el amor. Hoy tienes que olvidarte de dar por seguro que algo va a durar toda la vida de por sí.

¿Y esto por qué sucede? Básicamente, porque el mundo cambia muy, pero que muy rápido. Esto te obliga a adaptarte a situaciones cambiantes; la buena noticia es que eres un homo sapiens sapiens y ahí tienes uno de tus puntos fuertes. Los animales funcionan por impulsos primarias y por asociaciones, lo que limita mucho su acción. La plasticidad de nuestro cerebro es una ventaja porque nos permite aprender. 

Jennifer Manteca @JenniferManteca ·19 sept.

Cómo sentirte cómodo con la incertidumbre https://bit.ly/33HiLiv Aprender cómo vivir con incertidumbre y las varias formas de incomodidad que vienen con ella crea y fortalece la resiliencia (la habilidad de adaptarse al cambio) #Psicologia #blog #Espana #España

Sí, ya sabemos que algunos bípedos tienen menos sentido que algunos cuadrúpedos, pero tú ya me entiendes lo que quiero decir… Lo normal es que puedas sobreponerte a situaciones complicadas y salir más fuerte; en eso consiste, precisamente, la resiliencia.

¿Qué es, pues, lo que deberías tener en cuenta? Estos tres elementos te permitirán asentarte e ir hacia delante:

Recuerda que la experiencia es un grado

Sí, seguro que te has dado ostias más de una vez con la misma situación, pero algo habrás aprendido, ¿no? Cuando ves venir una situación peligrosa, este es el momento de decir “no” y poner límites. La mejor manera de no ir marcha atrás es interiorizar lo que has aprendido y ponerlo en práctica. 

Piénsate las cosas dos veces

Pensar algo es la mejor manera de no meter la pata aunque, ojo, no te hagas trampas al solitario. Tener un tiempo para meditar es útil, siempre que esto no sirva como excusa para no hacer nada. Cuando ya tengas tomada una decisión, tienes que ejecutarla aunque corras un riesgo. Si no, estarás dando vueltas sin ningún resultado, y eso es peor.

Consolida el avance antes de afrontar nuevos desafíos

Esta es la parte más difícil porque, en parte, la sociedad nos fuerza a ir a veces al límite. Dicho esto, es bueno que te pares un momento, primero para disfrutar del avance, y después para tomar impulso con más fuerza. En la medida de lo posible, marca tú los tiempos para no ser un barco sin rumbo. 

Ir siempre adelante es posible si sabes actuar con orden. ¿Te ha parecido interesante este artículo? Que sepas que en Targgie nos gusta hablar de desarrollo personal y resiliencia. Puedes entrar en nuestra web o en el perfil de Instagram para saber más.

Fuente de la imagen: Unsplash

Sin comentarios

Dejar un comentario