10 Hábitos que mejoran tu Resiliencia

La resiliencia es una capacidad a ejercitar para enfrentarte a los contratiempos. Estos son hábitos eficaces que mejoran tu resiliencia si eres constante.

1. Usa las situaciones negativas para avanzar, no para atascarte

Las situaciones negativas pueden hacerte ver el vaso medio lleno o medio vacío, y eso depende de ti. Lo mejor es que tomes los contratiempos como un reto para tu evolución personal, no como una condena. 

Fuedicho @fuedicho ·17 mar.

«La resiliencia es el arte de navegar en los torrentes, el arte de metamorfosear el dolor para darle sentido; la capacidad de ser feliz incluso cuando tienes heridas en el alma». Boris Cyrulnik #Fuedicho

2. Mira las dificultades como oportunidades

Las dificultades son una oportunidad porque te hacen sacar lo mejor de ti. Al final, cuando llevas algo por la mano el esfuerzo que haces es cada vez menor. Esta es una manera de salir de tu zona de confort. 

3. Estate dispuesto a fracasar

El fracaso es una posibilidad siempre, pero míralo de otra forma: si no te arriesgas, no triunfarás nunca. Y la calma chicha o el tedio acaban siendo peores que un pequeño revés puntual (del que saldrás).

4. Adáptate al cambio

El cambio es inherente al mundo actual. La idea es si eres más o menos plástico para adaptarte a él. Piensa que vas a tener que aprender siempre y que, quizás, ideas que tenías sobre el mundo o las relaciones se han quedado desfasadas. No fuerces algo que no tiene sentido. 

5. Mantente estable emocionalmente

Las emociones suben y bajan según lo que nos encontramos, y eso es normal. Lo importante es que nunca tengas la sensación de perder el timón de la nave de tu vida. Si estás triste o enfadado un día, no pasa nada, es normal. 

6. Trabaja tu forma física

Mens sana in corpore sano, es una gran verdad. El cuerpo es un reflejo de lo que tenemos dentro y viceversa. Haz ejercicio y trabaja tu forma física porque te sentirás mejor contigo mismo y, además, liberarás endorfinas. 

7. Céntrate en la solución del problema

La dispersión es uno de los principales enemigos que tenemos. ¿Hay un problema? Pues lo prioritario es darle solución, luego vendrá lo demás. Esto hará que ahorres tiempo, energías y, por qué no decirlo, sufrimiento. 

8. Vive en el presente que tienes ahora

Vivir el presente es necesario y perentorio porque el exceso de pasado o de futuro nos impide avanzar y genera depresión y/o ansiedad. Céntrate en tu momento y saca lo mejor de él. 

9. Positivismo realista

El positivismo realista es una actitud básica muy buena para potenciar tu resiliencia. ¿Por qué? Porque fijarás objetivos ambiciosos, efectivamente, pero que podrás alcanzar fácilmente.

10. Aprende a abandonar: solo puedes controlar tus acciones

Esta es otra clave, ni tú eres responsable de los demás ni los demás lo son de ti. Esto significa que, si ves algo que no te gusta y sobre lo que no tienes control, déjalo ir. Al principio será doloroso, pero a la larga es liberador. 

En conclusión

Mejorar tu resiliencia es posible tomándote la vida de otra manera. ¿Te ha gustado este artículo? En Targgie damos consejos útiles sobre crecimiento y desarrollo personal en la página web y el perfil de Instagram. ¡Síguenos!

Fuente de la imagen: https://unsplash.com/photos/CnEEF5eJemQ

Sin comentarios

Dejar un comentario