propósito de vida

El propósito de vida existe

El propósito de vida es el motivo por el que estamos en el mundo o, más bien, la razón por la que consideramos que tenemos que estar. ¿Te suena raro esto? Esta entrada te lo explicará mejor. 

El propósito de vida, cómo entenderlo y, lo que es más, desarrollarlo

Este concepto está muy asociado a las religiones o a las tradiciones místicas, y no es raro porque estas creencias incluyen un código filosófico asociado. Dicho esto, no tienes que tener una creencia religiosa, mística o esotérica para tener un propósito.

Sí importa que te hagas una pregunta honesta: “¿para qué estoy aquí?”. Y esta pregunta tienes que hacértela en el trabajo, pero también en tus relaciones con los demás y en tu proyección exterior. El nihilismo, o el estar como un barco a la deriva, es un billete al caos y a la depresión.

Imagínate que vas todos los días a trabajar, vuelves a casa, cenas, te ves una serie de “Netflix” y vuelta a empezar. Lo más probable es que esta rutina, si es repetitiva y no tiene alicientes, te acabe minando. Cuando tienes un propósito, entiendes que lo que hagas va a trascender y que puedes ayudar a que otras personas, o la sociedad en general, sean un poco mejores. 

QMAYOR Magazine © @QmayorMagazine ·23 mar. 2016

Si quieres vivir más tiempo encuentra tu #propósito de vida #psicología #envejecimiento

Ahora que ya entiendes en qué consiste el propósito, te decimos cómo localizarlo. Cada uno tiene el suyo, así que no te preocupes si el tuyo difiere de lo común:

¿Qué es lo que te llama?

Simple, pero efectivo. Seguro que hay algo que te llama o que te moviliza, sea lo que sea. Puede ser una problemática social, la sensibilidad hacia los animales o por el medio ambiente. O es posible que, más bien, quieras limitarte a tener tiempo de calidad con las personas que más quieres. Cualquier cuestión que veas que da un sentido a tu vida es un propósito.

Sé coherente con ese propósito

Sabemos que este punto es a veces complicado, pero tienes que evitar hacer cosas que te hagan sentir mal. Esto implica ser coherente. Y no tengas problemas en decir “no”, seguro que tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán. Igual tienes que dar unos pasos previos para cumplir ese propósito; no pasa nada. 

Considera esa parte como prioritaria

El propósito vital es una de esas acciones que no hay que postergar porque contribuyen a tu equilibrio. Dedícale tiempo siempre que sea posible porque esto te servirá para estar en equilibrio en las distintas áreas de tu vida. Y otra cosa, siempre estás a tiempo de cambiar tus prioridades, aunque esa debería ser una decisión meditada.

Conocer tu propósito de vida ayudará a que esta esté ordenada y sea plena. ¿Te ha gustado este artículo? En Targgie compartimos información de interés relacionada con el desarrollo personal; visita nuestra página web y el perfil de Instagram para saber más. 

Fuente de la imagen: Unsplash

Sin comentarios

Dejar un comentario