la resiliencia

3 estrategias para desarrollar la Resiliencia

La resiliencia es la capacidad de sobreponernos a las dificultades y la podemos ejercitar. ¿Quieres saber cómo? Anota estas tres estrategias, porque te cambiarán la vida. 

1. Recuerda que las cosas malas hacen sentir mal poco tiempo

Es verdad, cuando algo o alguien nos jode estamos mal. Pero párate un momento a pensar: ¿Era para tanto? Lo más probable es que la respuesta sea un “no”.

Y esto sucede porque nuestra mente es una máquina de anticipar situaciones. Esto, a veces, es contraproducente porque estamos viviendo un dolor que aún no hemos experimentado. Cuando la situación pasa, vemos que no había para tanto. Y nada, absolutamente nada, es para siempre, ni para bien ni, tampoco, para mal. 

En consecuencia, dale al sufrimiento su justa importancia, ni más ni menos. Y piensa que todo pasa, incluso lo más grave. Al final, el dicho popular de que no hay mal que cien años dure es rigurosamente cierto. 

2. Cambia tu actitud

El “desde dónde” haces las cosas es imprescindible y la neurociencia ha demostrado de qué manera influye. Hoy podemos decir que nuestra actitud influye, y mucho, en nuestros resultados y capacidad de sobreponernos. 

Como principio general, es bueno que actúes desde una posición de gratitud hacia lo que tienes, aun en los malos momentos. Esto servirá, a la larga, para enviar un mensaje positivo a tu organismo, liberando opioides. Y esto no es una tontería, porque tu cerebro actuará en consecuencia y podrás reajustarte.

La idea, pues, es que ejercites una actitud positiva porque esto te ayudará a sobreponerte de los malos momentos. Cuando te venga una situación difícil, recuerda que tú puedes hacer mucho por tomarla mejor o peor.

3. Enfréntate a las adversidades y tómalas como desafíos

Los contratiempos van a existir siempre, sí o sí, porque son ley de vida. Ahora bien, cómo te los tomas es fundamental para no dejar que te doblen la mano.

Lo ideal es que te tomes cualquier contratiempo como un reto o desafío. Esto es, una oportunidad que te permitirá superar tu zona de confort y ascender a un nivel más alto. Acojonarte por algo difícil en apariencia no es la mejor actitud, si ves que puedes intentarlo. Si haces eso, te sorprenderá ver que estás ejercitando tu resiliencia porque contribuirás a no tomarte las cosas a la tremenda.

Enia Casas @enia_ch ·12 mar.

Una persona fuerte y resiliente siempre está dispuesta a arriesgar, ya que nada tiene el poder suficiente para impedirle encontrar un beneficio o solución alterna #DoIT #poder #success #fuerza #resiliencia #Psicologia #desarrollo #desarrollopersonal #coaching

La actitud, sea de una forma u otra, es una cuestión vital esencial. Una persona con proyección negativa tendrá más problemas. Si tienes una predisposición positiva, resultará más fácil recuperarte de los reveses.

En resumen

La resiliencia es una cualidad decisiva para avanzar en tu vida y tú puedes hacer por ejercitarla. ¿Te ha interesado este artículo? En Targgie nos gusta ayudarte a mejorar; entra en nuestra página web o en el perfil de Instagram y suscribete a nuestra newsletter.

Fuente de la imagen: https://unsplash.com/photos/JrPX9GD1VPk

Sin comentarios

Dejar un comentario