HABLA MENOS Y ESCUCHA MÁS PORQUE, CUANDO ESCUCHAS, APRENDES

Habla menos y escucha más si lo que quieres es mejorar en todos los sentidos. Aquí te explicamos cómo puedes conseguirlo y los beneficios que aporta hacerlo. 

Habla menos y escucha más porque vale la pena en varios sentidos

Las personas necesitamos relacionarnos con los demás, pero el problema está en que a veces nuestro ego nos impide escuchar. Y esta situación o actitud nos limita mucho en múltiples aspectos y esto conviene saberlo.

Hay que tener bien claro que este problema te cierra las puertas a nuevas opciones. Al final, somos seres sociales y seguir argumentos circulares o cerrarnos en una premisa nos empobrece. Es por eso que nos conviene ejercitar la escucha y eso, a veces, nos obligará a enfrentarnos a nuestro ego. 

Nadia Valdivia @Nadia_Valdivia

Ama. Se paciente. Escucha activa. En caso de no saber que hacer, abrazar fuerte. @72kilos

Hay varios aspectos beneficiosos de practicar una escucha activa. Aquí destacamos los tres más importantes; son los siguientes:

1. Empatizarás mejor con los demás

Escuchar a los demás te ayuda a empatizar con estos. Y este es el primer paso que tienes que dar para establecer relaciones saludables en varios ámbitos; sin empatía mutua, te resultará mucho más difícil alcanzar tus objetivos. La empatía abre opciones y eso, quieras o no, es bueno.

¿Nunca has sentido que estás hablando con alguien que no te escucha? ¿Y cuál ha sido tu sensación? Pues, probablemente, que no te apetecía abrirte más. Es evidente que esto no ayuda a romper esas barreras que muchas veces ponemos en la comunicación. 

2. Generarás vínculos de confianza

La generación de vínculos de confianza es mucho más sencilla si escuchas a los demás. Al fin y al cabo, lo que desean la mayoría de las personas se abren si sienten que la otra parte la escucha. Y qué duda cabe que esto te va a ayudar a establecer relaciones auténticas. 

La confianza es un elemento que abre nuevas posibilidades. Y, desde luego, esta es la manera de que los diálogos sean de mayor calidad. Por lo tanto, a veces vale la pena hablar menos y escuchar más. Eso sí, cuando respondas ha de notarse que has escuchado.

3. Aprenderás en todos los sentidos

Escuchar te ayuda a aprender porque esa apertura que se genera te abre un mundo de posibilidades. Además, cuando la otra persona ve que escuchas, es más fácil que tú puedas repreguntar y, en definitiva, generar un diálogo fluido y auténtico. Las personas sabias son aquellas que saben escuchar.

Es evidente que un diálogo de besugos es muy pobre, así como un monólogo en el que estemos autoconvencidos. Por lo tanto, si lo que queremos es aprender y mejorar, esta es una buena forma de hacerlo. 

Conclusión

Habla menos y escucha más es un buen criterio general que te ayudará. Y lo cierto es que, para mejorar, te conviene abrir diálogos sinceros y constructivos. En Targgie nos gusta hablar sobre desarrollo personal y conocer tu opinión, así que cuéntanosla en nuestras publicaciones del perfil de Instagram

Fuente de la imagen: https://unsplash.com/photos/97HfVpyNR1M

Keyword: habla menos y escucha más

Sin comentarios

Dejar un comentario