el rebote

BUSCA EL REBOTE Y DESARROLLA LA RESILIENCIA

El rebote cuando has tocado fondo es la mejor manera de ir un paso más allá y superarte; a eso le llaman resiliencia. ¿Quieres saber cómo conseguirlo? ¡Sigue leyendo!

El rebote para desarrollar la resiliencia, las principales pautas

Muchas personas no saben salir de un círculo vicioso aunque, en realidad, tienen las herramientas para ello. Es por eso que la depresión es un problema tan extendido e influye tanto, en sentido negativo. Y el desconocimiento es uno de los problemas añadidos que se presentan. 

RAE @RAEinforma ·18 ene.

#PalabraDelDía | resiliencia Como se ve, la palabra «resiliencia» (no «resilencia») procede del latín «resiliens, -entis», participio presente activo de «resilīre» ‘saltar hacia atrás, rebotar’, ‘replegarse’. En este #LunesTriste, deseamos que puedan mostrar mucha resiliencia.

El desarrollo de la resiliencia tiene una parte importante de aprendizaje, más allá de determinadas cuestiones biológicas que son determinantes en algunas personas. Dicho esto, hay unas pautas que puedes seguir para rebotar cuando te veas abajo. Son las siguientes:

Dale a las cosas la importancia justa y necesaria

Relativizar es fundamental para dar a cada situación la dimensión que le corresponde. No vale la pena flagelarse más de la cuenta ni anticipar si no puedes hacer nada por cambiar. Y, sobre todo, has de evitar responsabilizarte por aquello que no te corresponde. 

Toma decisiones racionales y no te muevas por impulsos

La cabeza fría es la mejor garantía de un progreso y rebote desde abajo. Moverse por impulsos, por lo general, es negativo porque introduces un elemento importante de imprevisibilidad

En consecuencia, tomar decisiones racionales aumenta las probabilidades de recuperarte. No hay que renunciar a la emoción, pero sí darle el impulso adecuado para aprovecharla.

Evita la negatividad (siempre que puedas)

La negatividad es una de las energías más complicadas a manejar. Es por eso que resulta recomendable cortar con ella a corto y medio plazo. ¿Cómo conseguirlo? Pues primero, no pensando en negativo como pauta general. Aunque sí, ya sabemos que a veces hay que educar al cerebro. 😉 

La vida tiene multitud de cosas maravillosas y es una pena centrarse solo en lo malo porque se pierde mucho tiempo. Además, piensa que los malos momentos pasan y eso te ayudará a levantarte.

Ten una red de contactos de apoyo

Los amigos nunca sobran, así como las personas allegadas. Si tienes con quien hablar un mal día o, simplemente, con quien pasar el tiempo, será más fácil salir de los malos momentos. 

Eso sí, tus contactos tienen que ser de calidad, en el sentido de que te aporten. Abrirte a la vida tiene que ver, también, con hacerlo al mundo y a los demás.

Forma parte de la solución de los problemas de otras personas

Esta cuestión hay que tomarla en su justa medida, porque no se trata de que asumas el rol de salvador. Ahora bien, dar un buen consejo o echar una mano a alguien es una buena manera de que te sientas mejor. Es bueno que lo tengas en cuenta porque te sentirás útil.

A modo de resumen

El rebote (para bien) es posible y, si sigues estos pasos, verás que es mucho más fácil salir adelante. ¿Te cuesta recuperarte de los reveses? En Targgie nos interesa el desarrollo personal, así que te animamos a conocer nuestra web y perfil de Facebook

Fuente de la imagen: https://unsplash.com/photos/Hr6dzqNLzhw

Sin comentarios

Dejar un comentario