Crecimiento personal, cómo llegar a donde te propongas

Es un principio general que los seres humanos somos inquietos por naturaleza y buscamos alcanzar nuevas metas, eso es el crecimiento personal. Aquí te proporcionamos algunas claves para que consigas tus objetivos. 

El crecimiento personal como camino de autosuperación

La vida tiene mucho de combate, pero no vamos a hacer una apología del sufrimiento. A fin de cuentas, de lo que se trata es de vivir la vida que quieres, y es ahí donde entran las distintas estrategias de crecimiento.

Lo primero que tienes que saber es que hay una gran diferencia, la mayoría de las veces, entre lo que anticipas en negativo y lo que eres capaz de conseguir. En consecuencia, un primer paso es no pensar en negativo como pauta general. Está demostrado que una actitud negativa o pesimista sistemática ayuda a tener problemas, los estudios sobre la profecía autocumplida así lo acreditan.

En cambio, los pensamientos positivos dan fuerza para que vengan situaciones positivas a tu vida. Los problemas van a aparecer porque son inevitables; ahora bien, lo primero que hay que hacer es mirarlos de frente. Y, a partir de ahí, comprobar cómo afrontarlos para superarlos y dejarlos atrás. Cuando tengas situaciones complicadas, hazte tres preguntas que, seguro, te van a ayudar:

Efecto Colibrí @ColibriEfecto ·25 de set.

Artículo – «El pensamiento #positivo mejora tu #bienestar y tu #productividad» La física cuántica ha comprobado que tus #pensamientos afectan y construyen tu #realidad Para recomendaciones sobre cómo desarrollar tu potencial

https://buff.ly/2ROrNVG

1. ¿Las dificultades son objetivamente grandes?

Que no cunda el pánico, es normal que al principio te venga algo de susto. Una vez que se te pase, tómate un café, una infusión o lo que te apetezca y pregúntate “¿realmente hay para tanto?”. Si la respuesta es un “no” y te ves con fuerzas, a por ello porque lo vas a conseguir. 

Por experiencia propia, tomar decisiones en caliente, cuando parecen algo complejas, no es recomendable. Así que, si necesitas algo de tiempo para pensar, no dudes en tomártelo.

2. ¿Esto me está removiendo algo de mi pasado?

La mente nos puede jugar malas pasadas porque, en algunos aspectos, es primitiva. Ante situaciones traumáticas del pasado, la reacción del cerebro puede ser la de paralizarse porque nuestro sistema límbico toma el control. Si es así, inspira y espira y tómate el tiempo que necesites para evaluar la situación

Tomar conciencia de que tus miedos son cosa del pasado te ayudará a dejarlos atrás. Y lo mejor de todo es que, una vez que hayas superado la situación, esa herida se cerrará.

3. ¿Necesito ayuda externa para superar esta situación?

Cada persona es única e irrepetible y, quizás, el desafío ante el que te enfrentas es de una magnitud que no te permite afrontarlo sin ayuda. Si esto es así, nunca te autoflageles, porque identificar esta situación es de personas sabias, no de débiles.

La ayuda puede ser de varios tipos, desde el coaching a la psicoterapia. Es bueno que identifiques si tu problema es puntual con una situación o estructural porque, en función de ello, te interesa una opción u otra. 

Conclusión

El camino del crecimiento personal es apasionante y en Targgie te queremos echar una mano para que te resulte más fácil. ¿Quieres recibir más píldoras para mejorar en tu día a día? Apúntate a nuestra newsletter y síguenos en Instagram

Fuente de la imagen: Unsplash

Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.